3
Apr

Construyendo unas alas duraderas

Written on April 3, 2008 by Max Oliva in Development

J.Pozuelo-Monfort, MPA candidate at Columbia University
jpm.jpg
Me encuentro en el aeropuerto de Newark tras haber finalizado la semana de trabajo y estudio en la ciudad de Nueva York. Para mi sorpresa me encontré a una amiga en la zona de control del aeropuerto. Hemos tenido la oportunidad de discutir sobre sus puntos y mis puntos de vista sobre como atacar y atajar el problema creciente de la pobreza extrema y eterna.
Ella habla de los tiburones de Wall Street, de los especuladores a corto plazo o cortoplacistas, de los inversores que buscan únicamente maximizar el beneficio económico para llenar sus bolsillos y los de sus inversores con un apetitoso retorno que a menudo no respeta ni a las personas ni al medioambiente.
Ella quiere jugar el papel de Robin Hood. Quiere engañar a los ricos para dar el dinero a los pobres. En un mundo en el que los poderosos son unos pocos y la clase media europea y norteamericana tiene mucho mayor poder adquisitivo agregado, es mejor atacar el problema persuadiendo y convenciendo a la clase media de la necesidad de tomar decisiones de compra en base a criterios éticos de sostenibilidad y justicia global.


Difiero con la operativa de su modelo de negocio. Difiero porque no creo que se puede decir una cosa y hacer otra, creo en la coherencia aunque te dirijas a tiburones. Hay que ser honesto y ético con uno mismo antes de querer cambiar el mundo. Hay que asegurarse de tener unas alas sólidas antes de empezar a volar, porque de otro modo ese vuelo no durara, porque de otro modo ese vuelo fracasara poco después de salir.
Creer que los demás son ignorantes es el peor error que se puede cometer. Los demás no son ignorantes y si lo son, entonces hay que informarles de la necesidad de adoptar nuevos modos, nuevas formas, de sostenibilidad, de equidad, de justicia. La falta de información a menudo nos conduce a menospreciar al ciudadano de a pie, al pequeño inversor. La teoría económica se basa en un ser económico que no responde habitualmente a la realidad, que no hace justicia al mundo en el que vivimos, lleno de personas con inseguridades, mal informadas, con rencor, que hacen o dejan de hacer el función de su historia, de sus experiencias. El ser causal no existe, y las decisiones son a menudo mas subjetivas que objetivas.
He de escribir estas líneas como ejercicio practico para buscar la coherencia en mis acciones y actitudes. No me importa el escrutinio público si me conduce a la convicción del convencimiento potencial. Un mundo de rentabilidades limitadas es un mundo que reinvierte el beneficio en las personas y el medioambiente.
Hoy aprendo a construir unas alas que perduren en el tiempo. Hoy me preparo para comenzar a volar. Tengo la convicción de que una vez decida partir el viaje será largo y llegare a mi destino, un destino con menos pobreza, con mas justicia global, en un mundo que cree en la predistribución global. Mirare entonces hacia atrás y entenderé la razón de ser de esta etapa de mi devenir personal.

Comments

No comments yet.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept