11
Feb

Seis horas en Columbia

Written on February 11, 2008 by Max Oliva in Development

J.Pozuelo-Monfort, MPA candidate at Columbia University
jpm.jpg
Hoy me he levantado con prisas para llegar a mi cita con los banqueros de inversión en uno de los trabajos a tiempo parcial que desempeño en la capital financiera de Estados Unidos. Tras hablar con los tres banqueros de inversión me he metido en el metro de la calle 23 para cambiar de mundo al aparecer en la Universidad de Columbia para asistir a seis horas de clase en tres asignaturas absolutamente distintas pero interrelacionadas: macroeconomía, los retos de la Unión Europea, y Gobierno Global, tres asignaturas englobadas en las ciencias sociales cuya teoría sienta cátedra como sientan cátedra las ciencias física, química y matemática.
Me gusta el concepto de ingeniería social porque utiliza a las ciencias sociales para ingeniar políticas sociales que permitan avanzar y progresar a una sociedad occidental a menudo enjaulada en una concepción del mundo inventada por nuestros antepasados que no hace justicia a las necesidades, las inquietudes, los problemas y los esquemas de esta sociedad interconectada y global del siglo veintiuno.
Observo la innovación tecnológica, esa a la que llaman Internet 2.0, la conectividad inalámbrica y los avances en la ciencia aplicada, el transporte, la medicina… y sin embargo veo que en muchos niveles relacionados con el derecho, el gobierno global, las fronteras de la Unión Europea, y un sinfín de delicados temas de debate, seguimos anclados en unas teorías del pasado porque tenemos miedo a perder nuestros privilegios, que a menudo mantenemos utilizando nuestro poder de imposición que no es poder de persuasión, que no es poder de negociación.


Leo el brillante articulo de Parag Khanna publicado en la edición del pasado Domingo del New York Times “Waving Goodbye to Hegemony” y observo la impresión de muchos estadounidenses de que la etapa de uní lateralismo se agota, de que el segundo mandato de George Walker Bush pone punto y final a una visión unilateral de la política exterior que promueve la guerra preventiva y la ocupación territorial motivada por la búsqueda desenfrenada de fuentes de energía de la generación pasada. Nos dirigimos a un mundo multipolar en el que las reglas del juego ya no las fijamos los de siempre. Nuestro síndrome de superioridad se agota. No tenemos otra opción mas que abrazar al mundo en vías de desarrollo, y quien sea capaz de hacerlo, triunfará en una nueva concepción del mundo guiada por el cambio tecnológico y anclada por el derecho internacional y el gobierno global.
Las reglas del juego las escribieron nuestros antepasados y parecen a día de hoy decretos eternos que siempre existieron, que nos rigen e impiden alcanzar aquello con lo que sonamos. Escucho decir en clase sobre los retos de la Unión Europea que los limites de la Unión están en los Urales, o quizás que la condición asiática de Turquía le impide formar parte de la Unión, cuando potencialmente cualquier territorio que otrora perteneció a los imperios coloniales podría formar parte de la Unión Europea. ¿Qué hubiese pasado con Cuba o Filipinas si siguieran formando parte de España, serian ahora parte de la Unión Europea? La geografía ha dejado de ser una limitación para la pertenencia a un determinado club. Y si lo es revisemos la hipocresía detrás de importar mano de obra cualificada. Canadá y Australia, dicen los expertos, sobreviven gracias a la importación de mano de obra cualifica del resto del mundo, que acogen en su seno como si de canadienses y australianos se tratara. La Unión Europea se mueve en una dirección parecida al emitir la tarjeta-azul, invento similar a la famosa tarjeta-verde que permite residir y trabajar de forma indefinida en Estados Unidos.
Posturas cobardes, injustas, la de atracción de mano de obra cualificada para conferirles el estatus de ciudadano europeo, sin querer aceptar a Turquía u otros países en nuestro club. Osados nosotros, que nos atrevemos a robar el activo mas preciado a países en vías de desarrollo que sufren por educar a sus cerebros. Soy consciente de que vivo en un mundo de doble rasero, de espada de doble filo, en que juzgamos según nos conviene e incluimos cláusulas y letra pequeña en excepciones como la política Agraria de la Unión Europea o Estados Unidos que impide a los países africanos exportar productos agrícolas en los que son necesariamente más competitivos.
Miramos a Kenya desde Occidente con sorpresa de ver continuos enfrentamientos sangrientos entre etnias, y no acertamos a recordar los desperfectos que los europeos realizamos creyendo colonizar a una civilización que fue mas bien explotada, cual esclavos en Norteamericana, cual personas de color en el régimen de Apartheid de Sudáfrica. Es hora de aceptar nuestras responsabilidades históricas y mirar hacia el futuro sin miedo. Es hora de introducir la creatividad en nuestra política exterior, en un mundo multipolar que bien merece comenzar a contar con las potencias emergentes.

Comments

spray tan tips at home August 1, 2014 - 9:05 am

The results in the image below were achieved by setting the Strength
at 10 and clicking twice. ‘ This means that while you are applying more tanner, your skin may not have completed its first round of tanning,
and the end result is an orange skinned mess. Social studies have
shown that men and women both view a tanned body as being healthier than a
tanned body, but it is worth bearing in mind that if a sunbed
is used for more than the recommended amount of time, there is
likely an ugly truth hiding behind apparently healthy tanned skin.

ground lease rental rates August 1, 2014 - 2:41 pm

This was followed by three financial institutions — Khaleej Finance and Investment (KFI) from Bahrain, Kuwait Investment
Company (KIC) and Kuwait Finance House (KFH) — from the Middle East promoting a US$ 200 million fund for investing in India.
The rental price explodes during the summer, going as high us four times the normal price.
Donald Trump may be considered one of the more savvy and successful
real estate investors in the world.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept