30
Jan

Bienvenidos a la era de la responsabilidad

Written on January 30, 2009 by Alberto Andreu in Corporate Responsibility

Por Alberto Andreu Pinillos
Derechos civiles; ética; discapacidad; pobreza; cambio climático y eficiencia energética; familia; mujer; educación; mayores; sanidad… No son los ejes de actuación de ninguna ONG global. No. Son los ejes básicos de la agenda pública del nuevo Presidente de los Estados Unidos: Barak Obama.http://www.whitehouse.gov
No hay más que echar un vistazo a esta agenda, a su programa de gobierno, para darse cuenta que algo ha cambiado ya en el mundo. El 80% de los temas elevados a políticas de gobierno tienen que ver con la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Definitivamente, como decía un ciudadano americano el día del juramento de Obama, “hoy empieza el SXXI”. Empieza una nueva era. La era que el propio Obama ha bautizado como “la era de la Responsabilidad”.


Es curioso, pero Obama ha venido a dar la razón a una serie de personas e instituciones que, hace ya más de diez años empezaron a ver que, detrás del proceso de globalización, había oportunidades pero había también grandes riesgos.
Un primer riesgo procedía del uso abusivo y no sostenible de los recursos naturales. Los países emergentes (China, Brazil e India principalmente) acumulan ya una población cercana a los 2.500 millones de habitantes. Estos páíses, por suerte, se están incorporando al consumo con mayúsculas y están despuntando como nuevos motores económicos… con todo lo que eso supone en términos de utilización de recursos naturales. Durante ocho años los Estados Unidos miraron a otra parte y no apoyaron el protocolo de Kioto. Hoy Obama le ha dado la vuelta a esta situación: quiere convertir a los Estados Unidos en el líder en la lucha contra el Cambio Climático y reducir un 80% sus emisiones de CO2 para el 2050.
Un segundo riesgo, muy vinculado con el anterior, es el desequilibrio entre países / ciudadanos ricos y países / ciudadanos pobres. Más allá de iniciativas multilaterales como “Los Objetivos del Milenio”, y de programas concretos de algunos países como el Brasil de Lula la Silva (Fame cero), la lucha contra la pobreza se dejaba, básicamente a la caridad. Todavía recuerdo las palabras de Reagan diciendo que de la pobreza se ocupaba el Salvation Army. Pues bien. Hoy Obama incorpora un amplio programa para luchar contra la pobreza en los Estados Unidos, programa que significa dos cosas: reconocer el estado de su país, y, quizá, abrir la senda para que otros países desarrollados o en vías de desarrollo, den un paso similar.
Otro riesgo nos venía de la falta de transparencia de los actores del mundo globalizado. Las superpotencias, las grandes corporaciones, los inversores globales… ya no operan en sus países de origen, sino en todo el planeta. Ya en 2001 tuvimos un aviso con los casos de Enron y World Com, pero apenas se aprendió de aquello. Las medidas que se tomaron, incluyendo la todopoderosa Sarbarnex Oaxley Act, no han ayudado a salvarnos de la crisis de las subprimes y de los casos Madoff y compañía. ¿De qué sirvió todo aquello? Obama también ha dado la vuelta a esto; curiosamente su primera decisión ha sido regular la actividad de los grupos de presión o lobby que operan en Washington.
Podríamos seguir enumerando riesgos y más riesgos. Pero para terminar, destacaré este binomio: la defensa de los derechos humanos y la lucha contra el abuso de poder. Precisamente estos dos aspectos han hecho que, tanto los Estados Unidos, como país, como las grandes multinacionales en general, generen un nivel de confianza mínimo en diferentes encuestas sobre la globalización. Y en este punto, la primera semana de Obama ha sido ejemplar. La promesa del cierre de Guantánamo, la repulsa hacia la tortura, y la búsqueda de una política internacional basada en el consenso multilateral… son sin duda, pasos evidentes para combatir el abuso de poder y defender los derechos humanos.
Pues bien. ¿Cómo afecta todo esto al mundo de la empresa y al fenómeno de la RSC? En términos simples, la nueva era de la responsabilidad abre de par en par las puertas a la implantación de la RSC. No hay más que recordar los temas de agenda pública: derechos civiles; ética; discapacidad; pobreza; cambio climático y eficiencia energética; familia; mujer; educación; mayores… Todo esto no es sino la propia agenda de la RSC. La gran oportunidad es ésta: convertir a las empresas en aliados naturales, en centro de la solución, para resolver los problemas del planeta. Ni en el mejor de los sueños, quienes nos dedicamos a esto, hubiéramos soñado un escenario tan favorable como este.
Madrid, 2 de febrero de 2009

Comments

Bethesda Pharmacy Maryland September 24, 2009 - 2:45 am

Learning this information means a lot to me. This is really very informative post. Thanks!

chanel wallets May 19, 2011 - 7:41 am

Along with the various fake chanel purses developments of society and human culture, there are many kinds of Louis Vuitton bags on the market for our choice, just like mentioned above, chanel wallets monogram canvas is the basic model, others styles are designed on that basis, such as Vernis leather, multicolor, denim, mahina etc. It blends the classical and chanel handbags replica fashionable elements, in order to keep spaces with time and satisfy more and more people’s needs.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept