11
Apr

Joaquin Garralda 2.jpgPwC&IE Logo.gif
Joaquín Garralda, Vice Decano de IE Business School, Director del Centro PwC & IE de Responsabilidad Corporativa
En un comunicado de la agencia de noticias EUROPA PRESS del 9 de abril de 2008, se recoge el siguiente párrafo: El presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, defendió hoy en la ciudad lusa de Oporto que la responsabilidad social “es parte integral de la gestión empresarial” y se mostró convencido de que, en el futuro, “no se hablará de empresas socialmente responsables, sino simplemente de empresas”.
Este mensaje me recuerda el artículo de The Economist de enero pasado, en el que un poco a regañadientes – aunque desde una postura de humildad según decía – reconocía el ascenso indudable del movimiento que tan duramente criticó en enero del 2005.
Estoy de acuerdo con el resultado, “no se hablará de las empresas socialmente responsables”, pero no creo que todas las empresas integren en su gestión los postulados de la Responsabilidad Corporativa tal como la perciben muchos grupos de interés. Es decir, que no todas las empresas van a tener en cuenta a la sociedad en general para satisfacer sus expectativas, sino sólo aquellas que estén en unos sectores específicos (que afortunadamente van a ser muchos) y como respuesta a una presión externa.
Sin embargo, también creo que las que apuesten (o se vean obligadas a apostar) por la RC, van a tener que ir desarrollando un sustrato de “buenas intenciones” para que en el futuro su reputación de RC no se quede en un puro “business case” racional – que es hoy la motivación generalizada de las empresas – que no servirá para lograr los beneficios esperados por ese comportamiento “responsable”.

Comments

Gibran Armijo May 5, 2008 - 1:09 pm

Lo que creo que sucederá es que en la medida que surgan mas empresas que integren la responsabilidad social en el tejido moral y central de sus competencias, operaciones, estrategias y politicas, se ira subiendo el estándar (“raise the bar”) de lo que es percibido como bueno, responsable.
Esta nueva percepcion o exigencia poco a poco empiezará a ser percibido por la gente, los consumidores de productos y servicios, quienes a fin de cuentas son los que mayor presion pueden ejercer al elevar el estandar, respetando el medio ambiente, tomando en cuenta el entorno social, a filtrar mejor lo ofertado en base a una etica y no un simple consumismo pasivo.
En la medida que empresas y emprendedores sociales logren replicar exitos, darse a conocer, influenciar colaboradores, consumidores, proveedores… contagiarles de un nuevo nivel de exigencia etica integarl, los que esten usando la RC o RSE como business case iran quedando en evidencia, cubriendo su nicho de mercado pero a la vez perdiendo espacios en otro que se encuentra en claro crecimiento.
Cuando se llegue al punto en que haya una masa critica suficiente de empresas y consumidores alineados a este enfoque, los cambios se sucitaran de forma automatica y encadenada, sin necesidad de hacer grandes reformas institucionales, legales, etc.
Los que estamos en la posicion privilegiada de sembrar y gestar estas semillas, desde el ambito academico como el IE y otros, hasta el ambito de emprendedores sociales como en el HubMadrid, sabemos que para que este cambio se de, debe empezar por nosotros mismos, y de ahi hacia afuera, hacia nuestro entorno y espacio de accion e influencia.
Saludos,
GA

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept