31
Jan

Buscando el consenso de Washington (3)

Written on January 31, 2008 by Max Oliva in Development

J.Pozuelo-Monfort, MPA candidate at Columbia University
jpm.jpg
Vuelvo en el último tren del viernes que sale de Washington y llega a la gran manzana en una apacible noche invernal en la que la oscuridad invade cada rincón de la ruta de este vagón de línea regular desde que en posición confortable escribo estas líneas. Vuelvo de Washington sin haber encontrado el consenso del que tanto escuche hablar a políticos y economistas. Vuelvo de Washington preguntándome si ese consenso quizás algún día existió y de existir que ocurrió con el. Ese consenso que quizás algún día existió se debió esfumar, se extinguió, y dejo un vacío artificialmente mantenido por una clase política anclada en unas ideas del pasado que crea amenazas que no existen e ignora los verdaderos peligros de este mundo globalizado, unos peligros radicados en la pobreza y la desigualdad de unos y la opulencia y exceso de consumo de otros.
Vuelvo cabizbajo sin saber donde seguir buscando, no entiendo el porque del mantenimiento de una mentira. Si no existe consenso, por que se mantiene, por que se impone a los países menos desarrollados, me pregunto. No comprendo la falta de voluntad de los poderosos, no acierto a razonar el por que del mantenimiento de unas ideas del pasado. Me pregunto con insistida curiosidad la razón del empecinamiento, la ausencia de cordura, en un arrebato de permanente afirmación de una verdad inexistente. Dejo atrás a la burocracia capitalina, a los funcionarios de las instituciones de Bretton Woods que deben justificar su razón de ser para no desaparecer, ignoradas de forma creciente por unos países emergentes que necesitan de más comprensión y menos imposición.
Sueño con un nuevo consenso que permita sacarnos de la situación de estancamiento en la que nos encontramos. Sueño con un nuevo consenso que aúne y reúna a todas las partes integrantes del globo y permita alcanzar acuerdos transnacionales alternativos, alternativos a una cruda realidad de proporciones tan graves que no acertamos desde occidente a entender el alcance de su gravedad. Y en el sueño creo que su alcance es factible, pues he encontrado en Washington a luchadores capaces de renunciar a parte de su bienestar por aquellos necesitados que nacen en el mas profundo olvido de una humanidad despreocupada por el desamparado en una continua negación de un genocidio involuntario radicado en la ignorancia de no querer saber, de no querer hacer y reaccionar a tiempo, mientras que el tiempo exista seguirá habiendo tiempo de reacción.


Creo que un nuevo consenso es posible. Creemos el nuevo consenso de Washington, ignorando el anterior, despreciando a los que de manera artificial pretenden hacernos creer que las ideas del pasado son factibles porque son incapaces de mirar más allá de su parcela de interés. Vuelvo cabizbajo sin saber donde seguir buscando, y en la búsqueda frustrada decido reaccionar y denunciar la falta de interés en salir del agujero, del atasco de ideas en el que nos encontramos. Propongo un nuevo consenso, se que es factible, se que es posible, mi convencimiento me motiva a seguir proponiendo ideas capaces de sacarnos de la situación de inmovilidad en la que desde hace tiempo nos encontramos.
Existe un nuevo consenso. Hacia el camino, pienso y propongo.

Comments

No comments yet.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept