15
Jan

Volveré Paris

Written on January 15, 2008 by Max Oliva in Development

J.Pozuelo-Monfort, MPA candidate at Columbia University
jpm.jpg
Esta mañana cojo el tren Eurostar que me lleva de Paris a Londres en algo más de dos horas. Esta maravilla de la ingeniería permite comunicar dos mundos europeos bien distintos que con dos estilos de entender la economía confieren a Europa de dos maneras de entender el estado del bienestar, la compensación, la remuneración, el esfuerzo y la predistribución.
No hay dos ciudades más globales en Europa y no hay dos ciudades que me despierten más interés que Paris y Londres, donde he vivido, en total, tres anos del primer tercio de mi vida. Hoy me siento europeo, en una Europa con potencial que decide invertir en infraestructura. Hoy dejo el domicilio de mi buen amigo Yves para embarcarme de nuevo en mi aventura anglosajona particular, que me lleva hoy a Londres y mañana a Nueva York.
Hoy agradezco a Yves su apasionada discusión sobre Sarkozy y los cambios que necesita Francia para salir del estancamiento económico y el déficit publico radicado en un estado del bienestar que premia en exceso a los empleados públicos de los consorcios industriales del tipo SNCF o EDF, y les permite jubilarse a edades que a menudo rondan la cincuentena de anos, a costa de muchos otros que deberán jubilarse a los 70 si es que esta sociedad francesa pretende mantener con pensiones no ganadas a multitud de empleados públicos que en su día firmaron convenios colectivos que hoy en día ya no se pueden sustentar.


Unos cambios que no tienen por que descafeinar el estado del bienestar europeo, ante el malestar de los grupos anti-globalización que a menudo acusan a los gobiernos de centro-derecha de proponer políticas económicas austeras que pretenden descafeinar el estado del bienestar tal y como lo concebimos en la actualidad. La critica de los movimientos anti-globalización no es caprichosa y responde a una amenaza constante, sonante, presente y evidente: la presión de las políticas económicas neoliberales que promulgaron y comenzaron Reagan y Thachter en la década de los 80, que pretenden reducir el peso del estado en los servicios públicos para privatizarlos, disminuyendo la carga impositiva a empresarios para que fomenten sus negocios, generen empleo y dinamicen la economía, a costa sin duda de un desequilibrio en la asignación del crecimiento económico, que, como ha ocurrido en Reino Unido y Estados Unidos a lo largo de los últimos 20 anos beneficia casi exclusivamente a los mas ricos de la población, empeorando la distribución de riqueza y anclando a las rentas medias en rentas del pasado que no crecen, que no evolucionan, que por ende pierden poder adquisitivo y hacen de la vida diaria una rutina mas dura, mas difícil, menos halagüeña, en un estado del bienestar que apunta precisamente en la dirección contraria.
Hoy tomo este tren que arranca mientras escribo estas letras y une dos mundos distintos, dos concepciones del capitalismo diferentes, una mas social que prima y beneficia al asalariado de clase media, la otra mas empresarial, que apoya al trabajador nato que se esfuerza para progresar en un sistema mas merocrático que se inspira en Norteamérica. Quizás sea Francia el Canadá europeo y Reino Unido su vecino del norte que se inspira en su principal aliado Estados Unidos. El secreto del mantenimiento del estado del bienestar europeo es buscar una formula factible en su redefinición que integre lo mejor de estos dos mundos entre los que viajo hoy Lunes.
Dejo atrás la ciudad de la luz. Volveré, Paris, para verte progresar en la senda de la construcción europea.

Comments

Anonimo January 23, 2015 - 2:12 pm

Todo parece muy bonito a cuanto infraestructuras y tal, pero todo es tan frágil, veremos donde llegamos, las empresas de construcción estamos sufriendo mucho al no contar con proyectos en Europa, por l0 que la gran mayoría está yéndose fu¡era a construir.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept