5
Oct

La (endeble) arquitectura financiera internacional

Written on October 5, 2007 by Max Oliva in Development

J.Pozuelo-Monfort, MPA candidate at Columbia University
jpm.jpg
Marche el pasado sábado a Ikea en el autobús gratuito que sale de Port Authority durante los fines de semana, para comprar mobiliario caduco que dejare en esta ciudad tras el ano de estudios. Tras volver a casa decidí acometer la presuntamente fácil tarea de montar la silla de oficina. Me sorprende ver la exactitud de las instrucciones, la precisión con la que encajo las piezas, para construir una silla hecha y derecha, rígida y robusta, que aguantara el peso del saber a lo largo de los próximos meses.
La exactitud y precisión del mobiliario de Ikea me hace pensar en la arquitectura clásica, que logra alcanzar el equilibrio levantando colosos que soportan el devenir del tiempo con honrosa sabiduría y relajada complacencia. La arquitectura es una ciencia aplicada que no escatima en garantizar la estabilidad de las obras que levanta.
En un mundo en el que muchas cosas no se dejan al azar, sorprende ver una arquitectura financiera internacional inundada por las excepciones y por la letra pequeña, llena de imprecisiones y complicaciones que únicamente favorecen a los que pueden recurrir a abogados y banqueros de altos emolumentos. La denominada arquitectura financiera internacional se asocia a las estructuras legales bajo las cuales operan los bancos internacionales, y las instituciones financieras tipo hedge funds o fondos de private equity. Una arquitectura financiera que soporta los vaivenes del especulador internacional con crisis usualmente arrancadas por inversores occidentales, que ven en el beneficio a corto plazo la razón de ser de su propio negocio, su pan nuestro de cada día.
Aprecio la honestidad y la claridad del negocio. Me gusta el emprendedor que se enriquece por disponer y ejecutar una idea que beneficia a la sociedad en su conjunto, en un sistema que creo justo cuando remunera el esfuerzo puro en esencia. El que hace dinero debe hacerlo en condiciones de claridad y transparencia, respetando una serie de principios éticos que deberían estandarizarse. La arquitectura financiera internacional debe, del mismo modo, eliminar los atajos y la letra pequeña, las cuentas secretas y los paraísos fiscales, que permiten el blanqueo de capital, que permiten la evasión de impuestos, y que no penalizan de forma apropiada a los delincuentes de guante blanco.
Es hora de cambiar las estructuras legales que rigen el actual sistema bancario. Es hora.

Comments

No comments yet.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept