12
Sep

El 11 de Septiembre y la crisis de la tortilla

Written on September 12, 2007 by Max Oliva in Development

J.Pozuelo-Monfort, MPA candidate at Columbia University
Jaime PM.jpg
El 11 de Septiembre es un día para el recuerdo en la ciudad de los rascacielos. Dicen algunos que en tal señalada fecha se alcanza a ver dos haces de luz azul que recuerdan a los otrora colosos rascacielos gemelos que desaparecieron hace 6 anos si las cuentas salen bien.
Esta tarde me propuse salir a correr como cada dos días, y complete dos vueltas a la laguna Jacqueline Kennedy que se erige en el medio de Central Park. Desde la laguna pude atisbar a lo lejos el techo del Empire State Building, que en tal fecha como hoy se ilumina en azul y rojo según los colores de la bandera de las bandas y estrellas. No alcance a ver, sin embargo, los haces de luz de los que pude leer pero nunca contemple.
Volviendo en la fatiga pude contemplar a una pareja cenando comida italiana en la esquina de la calle 88 con Lexington. Y pensé de inmediato en la subida continuada del trigo porque el combustible bio-diesel se ha puesto de moda. Y pensé ipso facto en la subida de la pasta en Italia, y el reciente día declarado anti-pasta en el que nadie come el alimento básico de la península itálica, y recordé la crisis de la tortilla en Mexico, y el grito en el cielo del programa de alimentos de Naciones Unidas, que ve que no puede alimentar a todos sus refugiados por una subida en el precio de una de las materias primas alimenticias, por la irrupción de las grandes potencias, por la irrupción de los grandes fondos de inversión, por la irrupción del capital especulador, que han encontrado en alimentos básicos, una nueva mina de oro.
Camina uno el 11 de Septiembre por Manhattan y observa banderas a media asta que recuerdan la masacre terrorista que acabo con la vida de tres millares de personas. Una desgracia que nos acerca el sufrimiento de millones de personas en el Tercer Mundo, que día tras día ven como desde Occidente no se lucha por la mayor injusticia de la historia de la humanidad, que ve, que contempla sin compasión, como una mayoría de la población mundial perece en la miseria extrema.


La desgracia del Tercer Mundo es nuestra desgracia. Su desaliento es nuestro desaliento. No podemos seguir contemplando el desconsuelo de otros a través de la caja tonta, pensando que es un mal irremediable, pensando que la pobreza extrema siempre existirá, pensando que de acuerdo a la teoría darwinista, únicamente sobrevive el más fuerte.
Recordaba, mientras corría en un oscuro y mal iluminado Central Park con la skyline del Midtown en el horizonte, aquella canción ochenteanera de la movida madrileña que tarareaba Alaska y que decía “a quien le importa lo que yo haga, a quien le importa lo que yo diga, yo soy así, así seguiré, nunca cambiare”, una Alaska que si no recuerdo mal ejercía de voz en off de la Bruja Avería, protagonista del programa matutino en la mañana del Sábado ‘la bola de cristal’. Y pensaba, a mi me importa lo que los demás hacen, me importa que el comportamiento de todos y cada uno de los integrantes de esta misma sociedad sea sostenible, me inquieta que unos se crean con mayor derecho que otros a derrochar recursos y a contaminar, pues todos tenemos los mismos derechos, hayamos o no nacido en democracia, hayamos o no nacido en un país rico, los mismos derechos y las mismas obligaciones.
Le diría a Alaska y Dinarama, cambien la letra de aquella canción y digan “a usted le importan lo que yo haga, a usted le importa lo que yo diga, yo soy así, así no seguiré, siempre cambiare”. Un constante cambio necesario, un constante cambio que hace de las posibilidades del mañana una realidad hoy.

Comments

Reagan November 12, 2009 - 12:10 am

Hello. My grandmother started walking five miles a day when she was sixty. She’s ninety-seven now, and we don’t know where the hell she is. Help me! I find sites on the topic: Distance education institutes. I found only this – distance education. Contact maryland department of disabilities. But i upload that when we look at it more definitely all we may look customers and keeps of how we can take to give this. Thanks :-(. Reagan from Libya.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept