5
Jun

Un Capitalismo Pseudo Democratico

Written on June 5, 2007 by Max Oliva in Development

J.Pozuelo-Monfort, MSc candidate in economic development at LSE.
Jaime PM.jpg
Vivimos en un capitalismo pseudo democrático. Creemos que el capitalismo es democrático porque vivimos en democracia, porque nuestros representantes públicos se encargan de recordarnos día tras día que todos somos iguales ante la ley, con los mismos derechos, con los mismos deberes.
Vivimos en un capitalismo pseudo democrático. Creemos que el capitalismo es democrático porque vivimos en democracia, porque de vez en cuando y de acuerdo a un documento escrito por nuestros antepasados denominado constitución, tenemos el derecho a elegir a nuestros representantes. El pueblo es soberano. Viva el pueblo.
Pero esas máximas que una vez honraron a la verdad de un sistema realmente democrático en esencia, no rigen el devenir ni de la democracia ni del capitalismo actual. Unas máximas que en su día establecieron unas reglas que hoy en día no pueden regir un juego sustancialmente diferente, un juego con unos actores económicos que dominan el devenir de la sociedad occidental dominadora del mundo actual.
Todos somos iguales ante la ley. Pero no todos somos iguales ante el dinero. El dinero no puede, hoy más que nunca, convertirse en protagonista de injusticias cotidianas que azotan y acechan a los más desfavorecidos de nuestra sociedad global, una sociedad anclada en los mecanismos del pasado sin capacidad para proyectar sus inquietudes en políticas de futuro capaces de cambiar el rumbo de un mundo desigual, de un mundo sin igual. Y un mundo sin igual es un mundo irreemplazable.
Donde quizás otros no vean conexiones, hay conexiones. Donde quizás otros no vean una relación causa efecto, hay una relación causa efecto. El mundo necesita soluciones rápidas, el mundo necesita que de una vez por todas el concepto de redistribución global se lleve a la práctica, y para ello es necesario, y para ello es fundamental que los privilegiados de la sociedad estén dispuestos a ceder una parte de su oficio y de su beneficio para crear las condiciones que permitan que una mayoría de la población mundial acceda a un sistema en el que el esfuerzo se vea realmente compensado.

Comments

No comments yet.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept